La educación es blanco para los ciberdelincuentes

La educación es blanco para los ciberdelincuentes

En el marco de nuestro Ciclo de Webinars, el pasado 15 de abril se llevó a cabo, desde Hacknoid, un Webinar de Ciberseguridad para el sector educación.

Y es que la educación ha sentido el impacto por la pandemia, no solo a nivel de readaptación tecnológica sino también, y dado lo cual, a nivel de protección de la información que maneja.

La virtualidad tiene muchas ventajas y hay consenso en que, los sistemas educativos mantendrán modelos “híbridos” de enseñanza. No obstante, los sistemas y plataformas digitales traen aparejados algunos riesgos, como, por ejemplo, los ataques cibernéticos. En países de Latinoamérica, como en Chile, los hackeos pasaron a ser “una forma de hacer daño y dinero” por el secuestro de información sensible cifrada.

El mundo del cracking (término que refiere a la práctica de atacar sistemas informáticos y software con intención maliciosa) y de la piratería cibernética es una realidad que crece y ya es el tercer riesgo mundial.

En las universidades, se han producido ataques de ransomware donde los atacantes han robado o han eliminados datos de los sistemas de los usuarios. Además, también han hecho que los ordenadores sean inaccesibles, y han pedido un rescate a cambio de devolver el acceso a los datos.

¿Por qué las instituciones educativas son atractivas para los ciberdelincuentes?

  • Por el gran volumen de datos personales que registran en su base, de alumnos y del equipo docente: documentos de identidad, datos financieros, historial académico, registros médicos.
  • No han considerado la ciberseguridad un tema prioritario, previo a la pandemia, y por ello funcionan con sistemas antiguos que no están preparados para hacer frente a los ataques actuales.
  • Los estudiantes cada vez más utilizan los dispositivos personales para conectarse a las redes escolares. Así, hay más probabilidades de que se comprometan los sistemas de los centros educativos ya que se crean múltiples puntos de entrada que facilitan el trabajo de los ciberdelincuentes.

 

Consejos de ciberseguridad para las escuelas

  • Conseguir un software anti-virus: asegurarse de que los ordenadores portátiles y otros dispositivos están protegidos por un antivirus evita que descarguen accidentalmente cualquier tipo de malware. Además, es imprescindible mantener las actualizaciones automáticas de ese software antivirus, para que esté al día.
  • Establecer un fuerte perímetro online: las escuelas deben establecer cortafuegos y gateways de acceso a Internet para proteger las redes escolares de los ciberataques, los accesos no autorizados y los contenidos maliciosos.
  • Revisar a fondo los proveedores de terceros: las escuelas deberían asegurarse de que examinan a fondo a todos los proveedores de plataformas de terceros que utilizan.
  • Supervisar el sistema de forma constante: los colegios y universidades deben monitorizar todos sus sistemas continuamente y analizarlos para detectar actividades inusuales que puedan indicar un ciberataque.
  • Invertir en educación sobre ciberseguridad online: asegurarse de que los miembros del personal entiendan los riesgos, realizar algunas clases sobre ciberseguridad para que los estudiantes estén al tanto de las últimas amenazas.

 

 

 

 

 

.

AGENDA TU DEMO
DESCARGA NUESTRO BROCHURE